Borrador automático

TAESA (Transportes Aéreos Ejecutivos, S.A) fue una compañía aérea de bajo costo que operó comercialmente en México entre 1989 hasta el año 2000.

La aerolínea TAESA fue fundada el 27 de abril de 1988 iniciando sus vuelos hacia destinos domésticos e internacionales. Durante 1995 fue la primera aerolínea mexicana que volaba regularmente a Japón dos veces por semana.

Fue una empresa exitosa hasta que una serie de accidentes llevaron a declararla en quiebra en febrero de 2000.

Borrador automático

Historia y flota

La historia de TAESA comenzó en 1988 prestando servicio en aviones ejecutivos. A partir de diciembre de 1989, la compañía recibió un par de Boeing 727-100 con los cuales iniciaron operaciones de manera regular. Desde la zona C de Hangares Nº 7 en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la aerolínea centraba todas sus operaciones.

El crecimiento y expansión de la compañía comenzó un ritmo acelerado a partir de 1991 cuando se sumaron más aeronaves como el Boeing 757-200, de fuselaje estrecho, el cual convirtió a la empresa en la primera aerolínea comercial mexicana en adquirir este modelo.

Ese mismo año se agregaron otros Boeing más a la lista. Eran los 737-300, 767-300 y 737-500, pero fue el 737-500 el que convirtió a TAESA en líder en Latinoamérica en el uso de este modelo.

Borrador automático

Hasta el año 2000, TAESA fue poseedora de 92 aeronaves entre Airbus, ATR, Boeing y McDonnell Douglas, lo que da una idea de la expansión que para ese tiempo alcanzó la empresa.

Época de oro de TAESA

La historia de TAESA fue una época de crecimiento como la espuma dentro de la aviación mexicana. Durante la primera mitad de la década de los 90, la empresa se había consolidado no solo como compañía para trasladar pasajeros sino para vuelos de carga para DHL y Serpaprosa. Habían habilitado varios 727-100C para este tipo de operaciones de traslado de paquetería y correo.

Transportes Aéreos Ejecutivos SA también comenzó en ese tiempo a competir agresivamente con tarifas a muy bajo costo. Fue lo que se denominó la guerra de las tarifas y que mantuvieron enfrentadas a TAESA contra las aerolíneas de la competencia (Aeroméxico y Mexicana).

Para 1992 ya realizaban vuelos chárter hacia los Estados Unidos, Europa y Canadá lo que le valió mucho más proyección.

Al entrar en crisis México, durante la recesión de 1995, muchas aeronaves comenzaron a ser recicladas a fin de no adquirir nuevas. Las partes de los 727 se juntaron con los DC-9, DC-10 y los Airbus.

Accidentes y declive

El 9 de noviembre de 1999, un vuelo que cubría la ruta Tijuana-México, con escala en Uruapan, Michoacán, se estrelló a pocos minutos de haber despegado del aeropuerto de Uruapan. El destino era el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

En la tragedia del vuelo 725, a bordo del DC-9, fallecieron 18 personas lo que generó fuertes críticas a la compañía.

Otro accidente mortal había ocurrido 5 años antes, durante la Copa Mundial de Fútbol en los Estados Unidos. Allí murieron 10 pasajeros más 2 de tripulación en un vuelo chárter que cayó cerca de Washington DC.

Borrador automático

En 1997, otro DC-10 de la compañía causó daños en Santo Domingo durante las maniobras de aterrizaje.

Estos eventos pusieron en el ojo del huracán la seguridad de la compañía. La tragedia del vuelo 725 definitivamente cerró la puerta a esta aerolínea a la cual después de suspendérsele la licencia, le siguió rápidamente la quiebra.

La Dirección General de Aeronáutica Civil de México (DGAC) sometió a TAESA a extremas inspecciones tras los accidentes, pero terminó de cerrar operaciones, pasando parte de su personal y activos a la empresa Líneas Aéreas Azteca.

Comparte esto con: